Cómo comprar un bote o una casa rodante

¿Te está llamando la aventura? Comprar un bote o una casa rodante es la manera perfecta de responder a esa llamada. Considera estos pasos antes de dirigirte al concesionario.

Determina el propósito de tu compra

Desde botes de pesca de agua dulce hasta lanchas rápidas, hay muchos tipos de botes para elegir. Lo mismo se aplica a las casa rodantes, que van desde lo simple a lo extravagante. La pregunta que debes hacerte es: “¿Qué tipo de navegación o qué tipo de viaje haré?” ¿Vas a utilizar el bote para practicar el esquí acuático o vas a practicar la pesca en alta mar? No comprarías un sedán de lujo para practicar todoterreno, así que es importante encontrar la opción que mejor satisface las necesidades de tu estilo de vida.

Decide nuevo o usado

Comprar un bote o una casa rodante es una inversión a largo plazo, por lo que es esencial determinar si vas a comprar uno nuevo o usado. Hay ventajas y desventajas de comprar en ambas categorías. Comprar usado significa que te quedará más dinero ya sea para invertir en mejoras o gastar como desees, pero corres el riesgo de heredar un daño que podría no ser visible en la compra. La elección de comprar nuevo significa un precio más alto, pero es más probable que obtengas exactamente lo que deseas.

Investiga un poco

Investiga las tasas de interés antes de ir al concesionario o hablar con un vendedor privado. La financiación a través de una cooperativa de crédito como Hughes antes de la visita te pondrá en una mejor posición para negociar.

Producto recomendado

Préstamos de vehículos de recreo
Puede financiar el bote o casa rodante de sus sueños.

Calculadora

¿Cuánto seria mi pago de préstamo mensual?
Descubra la cantidad de su pago mensual en un préstamo con tasa fija.