Cómo crear un fondo de ahorros de emergencia

Los gastos no planificados pueden descarrilar hasta el presupuesto más bien intencionado. Algo como un aire acondicionado descompuesto, un accidente automovilístico o una reparación en el hogar puede atrasarte rápidamente en las cuentas y eso te puede obligar a usar las tarjetas de crédito para pagar los gastos de subsistencia necesarios, como los comestibles.

Establecer un fondo de ahorros de emergencia es un excelente primer paso para garantizar que tu trayectoria financiera continúe sin importar el obstáculo inesperado. Aquí son los pasos para comenzar:

Establece una meta de ahorro

Los expertos financieros recomiendan reservar 3 a 6 meses de gastos de manutención en un fondo de emergencia. Pero, cuando es difícil llegar al fin de mes, esta idea puede parecer imposible, así que divide el objetivo en partes más manejables.

Tu primer objetivo de ahorro podría ser depositar $500 o $1,000 a tu cuenta de ahorros de emergencia en los próximos 12 meses.

Abre una cuenta dedicada

Ya que tengas un objetivo de ahorro, abre una cuenta específica para los ahorros de emergencia. No mezcles otros fondos con esta cuenta. Una cuenta de ahorros separada te ayudará a ver el progreso de los ahorros y garantizará que el dinero esté allí cuando sea necesario.

Extrae dinero extra de los gastos fijos

Al eliminar gastos innecesarios, liberarás efectivo cada mes y eso te permitirá ahorrar. Revisa los préstamos estudiantiles, los préstamos de automóviles y las tarjetas de crédito y ve si eres elegible para refinanciar.

Automatiza los ahorros

Configura la cuenta de cheques para transferir automáticamente el dinero ahorrado cada mes al reducir los gastos y depositarlo en la cuenta de ahorros dedicada para emergencias.

Producto recomendado

La cuenta "You Name It"
Cambie el nombre de la cuenta a “Fondo de Emergencias” para seguir motivado al ahorrar.

Calculadora

¿Cuánto debo de ahorrar cada mes?
Puede calcular el depósito mensual para lograr sus metas de ahorros.